Invisalign es un tratamiento de ortodoncia de última generación que consiste en un conjunto de alineadores transparentes, removibles, diseñados a partir de un minucioso estudio y plan de tratamiento virtual en 3D  para mover gradualmente  los dientes hasta la posición deseada.

Estos alineadores deben llevarse siempre y únicamente deben quitarse para comer, beber, cepillarse los dientes y pasar el hilo dental. Los pacientes llevan los alineadores en intervalos de 2 semanas de duración.

Y, bien indicado, es una opción de tratamiento, igual que puedan ser los clásicos brackets, tanto  para adultos como para adolescentes.

Invisalign trata múltiples problemas ortodóncicos. Se puede utilizar para tratar la mayoría de las maloclusiones de pacientes adultos y adolescentes. En casos de apiñamiento, mordidas abiertas, mordidas profundas, mordidas cruzadas, dientes separados, etcétera, todo ello previo estudio realizado por el especialista en ortodoncia que es quien debe decidir el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Comparativa con los brackets y beneficios clínicos

Como todo tiene sus indicaciones, hay movimientos dentales que hacen mejor los brackets, como son los movimientos radiculares en masa, por ejemplo en casos de extracciones dentarias. Y hay movimientos dentales que se hacen mejor con Invisalign, como es el cierre de mordidas abiertas, cierre de pequeños espacios entre dientes, resulta de gran utilidad en casos previos a rehabilitaciones con implantes, carillas, restauraciones estéticas, pacientes con problemas periodontales que necesitan mucha higiene y movimientos no tan agresivos. Con Invisalign puedo distalar molares, mover molares hacia atrás, de forma predecible que me permite solucionar la mayoría de las maloclusiones sin necesidad de extraer dientes.

Invisalign ofrece importantes beneficios clínicos, como una mayor exactitud a la hora de predecir la evolución del tratamiento, mejor higiene y salud periodontal  y como consecuencia, menor riesgo de caries y manchas en el esmalte. Al no ser metálico evita las posibles reacciones alérgicas de los brackets. La fabricación a medida de los alineadores disminuye las molestias e irritaciones en la boca. No hay urgencias. Las fuerzas aplicadas sobre los dientes son más leves y constantes lo que aumenta el grado de confort de los pacientes.

Los pacientes pueden disfrutar de las mismas actividades y estilo de vida habitual sin el estigma social de los brackets.

Respecto a la duración del tratamiento, los tiempos son aproximados dependiendo de la complejidad del caso y colaboración del paciente. Podríamos hablar de 7 meses para los casos más leves y 24-30 meses para casos complejos.

Los Blanqueamientos Dentales no dejan los dientes blancos para siempre. Si expones tus dientes a comidas y bebidas con muchos colorantes podrás observar cómo el blanco de tus dientes va desapareciendo pasado el primer mes desde finalizado el blanqueamiento. ¡Con un mínimo mantenimiento podrás conseguir que te dure entre uno y tres años e incluso más!

Aquí van algunos consejos para ayudarte a mantener ese blanco que tanto te ha costado lograr:

1. Evita el consumo de alimentos y bebidas que pigmentan los dientes, como el café, té, coca-cola, zumos artificiales, vino tinto, frutas muy rojas (arándanos, cerezas, moras…), vinagre balsámico, salsa de soja y colorantes como el curry.

2. Si tienes que consumir cualquiera de estas bebidas, intenta utilizar una pajita para que el contacto de los líquidos con la zona exterior de los dientes sea lo menor posible.

3. Inmediatamente tras comer o beber este tipo de comidas y bebidas, enjuágate la boca o cepíllate los dientes.

4. Conserva una buena higiene bucal. Cepíllate los dientes al menos dos veces diariamente y usa el hilo dental como mínimo una vez al día para eliminar toda la placa bacteriana. Usa una pasta blanqueadora (una o dos veces semanalmente) para eliminar manchas superficiales y evitar que los dientes amarilleen. Utiliza tu pasta de dientes habitual el resto de la semana.

5. Cada medio año puedes aplicarte en casa una dosis blanqueante de recuerdo que puedes pedir a tu dentista.

6. Consume alimentos crujientes y ricos en agua, como frutas y verduras crudas (manzanas, apio, peras, zanahorias….) que estimulan la salivación y el arrastre de restos de alimentos. La saliva lava los dientes y además neutraliza el ácido que provoca la caries y erosiona el esmalte. Masticar chicle sin azúcar después de comer tiene un efecto similar ya que también estimula la secreción de saliva (aunque cabe recordar que no reemplaza el cepillado dental).

7. Reduce la toma de alcohol y consume más agua. El alcohol produce deshidratación y mengua la cantidad de saliva.

8. Intenta no fumar tabaco. Es el elemento más colorante.

9. Las bebidas energéticas, aparte de contener colorantes, pueden llegar a ser abrasivas para el esmalte de los dientes. A medida que perdemos esmalte, se va transparentando más la dentina  subyacente que es un tejido con tono amarillento.

10. Tenga especial cuidado con los colutorios antibacterianos ya que pueden contener sustancias que tienden a oscurecer los dientes si se usan contínuamente, entre los que están la Clorhexidina y el Cloruro de Cetilpiridinio. ¡Y compruebe siempre que no contengan alcohol!

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia ha iniciado dos nuevas campañas divulgativas para concienciar a la población contra la ‘mala’ Odontología utilizando el humor gráfico como principal reclamo para suscitar el interés ciudadano.

Las dos nuevas campañas se fundamentan en dos creatividades en formato ilustración humorística que pretenden hacer entender a los ciudadanos dos mensajes claros. Por un lado, los graves peligros derivados de la atención bucodental prestada por profesionales no titulados o intrusos (principalmente protésicos) y por otro alertar sobre las numerosas publicidades dentales engañosas.

«En la Sanidad se ha colado mucho pirata y, por eso, los pacientes deben saber a quién le entregan su dinero y desconfiar de las ofertas increíbles porque le están engañando». Así de contundente se pronuncia el presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cantabria, José del Piñal, para alertar de la «excesiva mercantilización» que se está produciendo en el ámbito de la salud bucodental. «Una realidad que ha tenido como consecuencia estafas como las de Dentaluno, en la que el empresario dejó a deber dinero tanto a los clientes como a los dentistas, proveedores y a la Seguridad Social», explica el presidente colegial del colectivo.