balsamo labial

Una de las infecciones más comunes es el Herpes Oral. Es una infección que se produce en la zona externa en la boca, sobre o muy próximo a la apertura en forma de ampolla de pequeño tamaño y por lo general acompañadas d fuertes picores y dolores. Suelen ser llamadas calenturas o herpes febriles.

Los síntomas pueden ser leves o graves y generalmente aparecen una semana más tarde de tener contacto con el virus. Los más comunes son:

  • Los síntomas de aviso incluyen:
    • Comezón en los labios o en la piel alrededor de la boca
    • Ardor cerca de los labios o la zona de la boca
    • Hormigueo cerca de los labios o la zona de la boca
  • Antes de que aparezcan las ampollas, usted puede tener:
    • Dolor de garganta
    • Fiebre
    • Inflamación de ganglios linfáticos
    • Dolor al tragar
  • Se pueden formar ampollas o un salpullido en:
    • Encías
    • Labios
    • Boca
    • Garganta
  • Tener muchas ampollas se denomina “brote”. Usted puede tener:
    • Ampollas rojas que se rompen y supuran (sale líquido).
    • Ampollas pequeñas llenas de líquido amarillento y claro.
    • Varias ampollas pequeñas que pueden crecer juntas y formar una ampolla grande.
    • Una ampolla que se pone amarilla y costrosa a medida que sana, y finalmente se convierte en piel rosada.
  • Los síntomas pueden desencadenarse por:
    • Menstruación o cambios hormonales
    • Estar al sol
    • Fiebre
    • Estrés

A menudo no ponemos especial atención en este tipo de infecciones, pero pueden ser dañinas para la boca o incluso las encías. Por ese motivo, os dejamos aquí recomendaciones para evitar el contagio:

  • Utilizar una toalla personal para la higiene diaria, pues la porquería aparentemente invisible de otros individuos de casa nos puede afectar negativamente.
  • Evitar llevar las manos a la boca, en especial para morder uñas. Las manos tocan durante el día infinidad de superficies y las uñas recogen residuos de ellas que, sin querer, pueden producir herpes en la boca durante el contacto.
  • Utilizar bálsamos labiales o cacaos individualmente y preferiblemente de barra en vez de los tarrina.
  • Sobre todo es muy aconsejable no tomar contacto con labios infectados ni directamente ni indirectamente, por ejemplo bebiendo del mismo vaso.

Esperamos que os sirvan estos consejos. Y si tenéis alguna duda no dudéis en contactar con nosotros, siempre a tu disposición.

Fuente: nlm

La tumba de Edgard Randolph Parker, en Saratoga, California, podría pasar desapercibida. Su hija se aseguró de que no hubiera ninguna pista de que trataba de “Painless” (sin dolor) Parker, el dentista más famoso de Estados Unidos.

La insistencia de Parker sobre la necesidad de un cuidado dental de alta calidad y su talento para el espectáculo representaron un importante rol en este cambio, aunque hoy en día ya casi no lo recuerden.

El dentista viajero
Painless Parker
no era solo un apodo. En 1915 se cambió legalmente su nombre original a ese, para poder seguir practicando pues California insistía en que los dentistas trabajaran bajo su nombre legal.

A lo largo de su carrera, Parker tuvo decenas de consultorios, en lugares como Utah, California, Oregón, Nueva York, Idaho, Colorado y el estado de Washington, pero todo empezó en New Brunswick, su provincia natal en Canadá.

En esa época se favorecía lo que se conocía como la ruta “ética”, es decir que no salía a buscar pacientes. Pero revisarse los dientes no era algo usual para la mayoría de la gente y, con la competencia de otros odontólogos y el eterno factor del miedo al dolor, su silla pronto quedó vacía.

Desesperado, alquiló un cuarto en una ciudad cercana y salió a las calles. Armado con unajeringa cargada con cocaína aguada a la que llamaba “hidrocaína“, le hablaba a los transeúntes de la salud dental y les ofrecía un trato: extraerles dientes por sólo 50 centavos sin que sintieran dolor; si no quedaban satisfechos, les pagaría u$s5.

Como el narcótico funcionaba, pronto empezó a ganarse la vida como dentista viajero. Según un artículo publicado por BBC Mundo, a donde Parker llegaba, pedía una mecedora prestada para sus pacientes.

Unos años más tarde, se fue a vivir con su familia a Nueva York, donde volvió a pasar dificultades hasta que conoció a William Beebe, un ex empleado de Phineas Taylor Barnum, el empresario y artista circense estadounidense, recordado por sus engaños en el mundo del entretenimiento.

Juntos planearon algo insólito: publicitar con absoluto descaro a Parker y lo que podía hacer, y hacer giras con el espectáculo.

Odontología en un circo
En medio del bullicio de las calles, un músico o una banda tocaban para llamar la atención… y para disimular los gritos del paciente. Parker pronunciaba su bien practicado discurso yofrecía el tratamiento a quien lo deseara.

Pronto empezaron a llegar más y más clientes. Al ver cuán bien funcionaba el show, comisionó algo que se llamaba “Paris Trap“, una plataforma tirada por caballos con una silla de dentistería y empezó a mantener el cubo en el que ponía los dientes que extraía a la vista del público.

A pesar de que sin duda era un dentista experimentado, el hecho de que tuviera dotes teatrales hizo que siempre lo desestimaran calificándolo de curandero y charlatán.

Se la pasaba en disputas judiciales luchando contra los límites de la publicidad o por retos a su legitimidad o “ética”. Además, siempre mantuvo sus precios bajos para los clientes pobres, se enfrentaba a quienes cobraban mucho y contra los monopolios.

Tras la repentina muerte de Beebe, Parker se fue a vivir a California y consideró retirarse. Pero compró un consultorio en mal estado en Los Ángeles y poco después ya estaba construyendo más.

En la costa occidental de EE.UU. tampoco lo recibieron bien. Eventualmente estableció el Instituto de Economía Dental para entrenar a dentistas y enfrentar sus muchas batallas legales con la Asociación Dental del Estado de California.

También renunció a tener una oficina llena de “costosas alfombras y cuadros” para ofrecer nueva tecnología y darle a la gente enjuagues bucales, cepillos de dientes y pastas para cepillarse en casa.

En 1913, Parker compró un circo ambulante y se convirtió en su maestro de ceremonias. La idea era que quienes no eran pacientes podían ver a los elefantes y los actos mientras él sacaba dientes.

Trató a un hipopótamo
Mientras se expandía por California y el oeste de EE.UU. trató a un hipopótamo llamado Lucas, apareció en un parque de diversiones en Long Beach y se tomó fotos con celebridades.

Eventualmente, la preocupación por las bacterias y la esterilización llevó a Parker a abandonar sus demostraciones públicas al aire libre y empezó a presentar películas educativas sobre el cuidado bucal en su oficina. Los interesados eran invitados luego a pasar a su consultorio para un chequeo gratis.

En 1948, unos pocos años antes de que Parker muriera, Bob Hope representó a un dentista llamado Peter “Painless” Potter junto con Jane Russell en la película “Rostro pálido”, una comedia parcialmente basada en algunos incidentes de la vida de su vida. A Parker le fascinó la película… y la publicidad.

En la actualidad, Parker sigue siendo una estrella en el pequeño Museo Histórico Dental de la Universidad Temple, donde estudió, pero pocos lo recuerdan fuera de California.

No obstante, su oficina más grande, en la esquina de la calle 7 y Main en Los Ángeles, todavía es un consultorio de odontología. Y, como haciéndole honor a su gusto por la publicidad, hay una enorme anuncio con una cara sonriente en el techo.

Con sus dos entradas, nueve cuartos de tratamiento, un laboratorio lleno de moldes, rayos X, recepción, oficinas, salas de espera, ha cambiado poco desde que fue inaugurado en 1906.

Aunque tuvo otras en la ciudad, esta fue hecha a la medida para Parker como un lugar en el que se hacía de todo, señala en diálogo con BBC Mundo el doctor Jong M. Lee, actual dueño.

Lee se la compró a otro dentista pero dice que muchos de sus pacientes son familiares de los que fueron atendidos por Parker. Por eso, nunca ha tenido que hacer publicidad; solo puso el cartel en el techo en 2007 porque iban a hacerle unas mejoras al edificio.

El cartel con los brillantes dientes blancos y labios de rubí sugiere que uno llame o “sencillamente entre”.

A Painless Parker le habría gustado.

“La atención odontológica puede ser un aliado adecuado para la lucha contra la diabetes tipo 2”, así lo afirma el presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), el doctor David Herrera, quien reconoce que “las clínicas de atención bucodental, compuestas por un amplio y variado equipo multidisciplinar de profesionales, pueden servir para detectar lo antes posible el riesgo de sufrir diabetes”, contribuyendo así a combatir uno de los principales problemas que subsisten actualmente en el abordaje de esta enfermedad metabólica: el diagnóstico tardío.

Partiendo de esta base, se ha presentado un innovador protocolo de actuación para evaluar el riesgo de sufrir diabetes no conocida en pacientes que acuden al odontólogo, diseñado por el Grupo de Trabajo “Diabetes y Enfermedad Periodontal” (integrado por especialistas de SEPA y de la Sociedad Española de Diabetes). Tras ser probado y validado, se pretende que este protocolo pueda extenderse por toda España.

El fin de este proyecto, impulsado por la Fundación SEPA, en colaboración con otras sociedades científicas, es convertir al profesional de la salud bucodental en un colaborador activo de promoción de salud general y detección precoz de enfermedades sistémicas, erigiéndose en un aliado esencial para otros profesionales de la salud.

COLABORACIÓN CON ATENCIÓN PRIMARIA

Para la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que avala este tipo de iniciativa de colaboración entre profesionales de la salud de distintas disciplinas, no cabe duda de que “se trata de una acción innovadora, que da valor a los profesionales de la salud bucodental como promotores de la salud general”, destaca elvicepresidente de SEMERGEN, Rafael Micó.

La boca es una ventana que nos permite asomarnos al estado de salud general. Por ello, dando un paso más, “la colaboración estrecha entre odontólogos y médicos de Atención Primaria o de Atención Especializada va a facilitar un mejor manejo de otras muchas enfermedades”, afirma el doctor Micó, que destaca la existencia de un convenio de colaboración de SEMERGEN y SEPA para fomentar iniciativas formativas y divulgativas de este tipo.

El 20 por ciento de las personas discapacitadas físicas requieren tratamientos odontológicos con anestesia, según los datos de la Fundación Vitaldent, pues diferentes estudios han demostrado que el estado oral de las personas discapacitadas se caracteriza por presentar un bajo nivel de higiene oral, que ocasiona la permanencia se partículas de comida en la boca.

Esta permanencia de partícilas de comida en la boca puede ocasionar diferentes problemas bucales como las pigmentaciones y caries dental, la gingivitis crónica generalizada, cálculos, enfermedad periodontal severa, o pérdida ósea y pérdida prematura de dientes.

Los problemas no solo se limitan a la cavidad oral, ya que por una mala higiene su calidad de vida también se ve seriamente afectada. El impacto de su salud oral sobre sus vidas cotidianas se manifiesta en problemas como limitaciones en el habla, halitosis, alteraciones en el gusto y molestias al comer.

Por ello, la Fundación Vitaldent, con motivo del Día Internacional de la Discapacidad que se celebra este miércoles, ha querido recordar que los pacientes en condición de discapacidad requieren cuidados especiales para realizar su higiene oral de acuerdo a su edad, cooperación, nivel de inhabilidad y compromiso sistémico, ya que de lo contrario pueden desarrollar fácilmente enfermedades orales cuyo tratamiento sea largo, costoso y de dudable pronóstico.

Además, también han hecho hincapié en que una buena salud oral y dental repercute favorablemente en la calidad de vida de los discapacitados físicos, pues facilita su alimentación, evita molestias, mejora el aspecto físico, permite una mejor articulación de las palabras y, en consecuencia, mejora la integración en la sociedad.

Fuente: canarias7.es

Los pacientes acuden a las clínicas cuando ya hay dolor, lo que complica y encarece las intervenciones Se reducen las ortodoncias y los tratamientos estéticos de blanqueamiento

Con la crisis económica los dentistas vieron cómo el número de personas que acudían a la consulta se reducía progresivamente. Los granadinos, asfixiados económicamente, empezaron a prescindir de sus revisiones y limpiezas con unas consecuencias que ahora, siete años después, empiezan a notarse. Según explica el presidente del Colegio de Dentistas, Javier Fernández Parra, los pacientes acuden cuando los tratamientos son más difíciles y dolorosos lo que complica y aumenta el coste de las intervenciones.

“Los pacientes realizan su visita cuando ya hay molestias. Como consecuencia hay más extracciones y prótesis removibles que provocan un incremento del precio del tratamiento”, detalla Fernández Parra para quien una buena salud bucodental se consigue con revisiones periódicas.

Por otra parte, se han reducido considerablemente los tratamientos estéticos, como los blanqueamientos o las ortodoncias. Un hecho que también redunda en la salud de la boca, ya que las ortodoncias no solo se realizan por un carácter estético, sino que, a juicio de Fernández Parra “hay muchos casos en que supone un problema funcional grave”. En este sentido, el presidente del Colegio muestra una mayor preocupación cuando los afectados son niños cuyos padres no pueden pagar los tratamientos.

Para contrarrestar los efectos de la crisis en la salud bucodental, el Colegio de Dentistas colabora junto con la UGR, el Ayuntamiento de Granada, la Junta de Andalucía y el CICODE en el plan de atención bucodental a sectores desfavorecidos. El problema es que este sector es cada día mayor debido a la alta tasa de paro y además, acaba afectando de manera directa a los propios dentistas que ven como se reducen el número de consultas diarias.

Desde el Colegio de Dentistas lo tienen claro. Cada familia debe buscar la mejor fórmula para poder acceder a los tratamientos. Fernández Parra, incluso, explica que el Colegio ha propuesto siempre que los dentistas entren en la Seguridad Social, sin embargo nunca ha sido aprobado. Eso sí, lo que nunca se debe hacer, según Fernández Parra es dejarse llevar por ofertas engañosas.

odolntolog_a_conservadora-376x160_converted

El presidente del Colegio de Dentistas hace alusión a la aparición extensiva de clínicas que combinan el marketing con los servicios dentales. Se trata de espacios que captan a los clientes mediante publicidad con grandes ofertas que se convierten, antes o después, en un engaño.

Aunque desde el Colegio de Dentistas no se duda de los profesionales que en ellas trabajan, si se cuestionan esta fórmula de negocio que trata un asunto médico con escasa seriedad. “Conozco casos de personas que han acudido a una clínica con un cupón de limpieza gratis. Una vez allí, se les ha intentado hacer todo tipo de pruebas que sí son de pago”, relata Fernández Parra explicando el mejor de los casos. A otras personas, directamente, las invitan tras la primera consulta al despacho del comercial. Una vez allí, este profesional de las ventas y no de la salud, se encarga de programar un auténtico programa de intervenciones para este paciente que, finalmente, se va de la clínica con un préstamo imposible de pagar.

Otra de las prácticas de estos establecimientos es cobrar por pasos las intervenciones. Un hecho todavía más ilógico si se tiene en cuenta que si te operan en una muela, lo lógico es que el precio cubra la totalidad de la intervención. “En la publicidad ponen un precio muy bajo, por ejemplo, de los implantes pero este folleto siempre lleva un asterisco que dirige a frases ilegibles donde se produce el engaño. A ese precio hay que incluirle otros costes que van añadiendo después”, remarca.

En este sentido, desde el Colegio de Dentistas realizan varias recomendaciones para no equivocarse de clínica. En primer lugar, según relata Fernández Parra, hay que cerciorarse de que el diagnóstico lo hace un profesional de la Odontología que explique los tratamientos de una forma comprensiva y proponga, si las hay, alternativas. Además, debe relatar cada una de las contraindicaciones y ventajas que tiene dicho tratamiento sin que sea conveniente, en ningún caso, la intervención de un comercial. Por último, el paciente debe saber que tiene derecho a recibir una segunda opinión que no debe incomodar a su dentista.

Sobre esto, cabe resaltar los problemas que entrañan algunas clínicas que cuentan con profesionales que cambian con frecuencia. “Cada día que vas te trata una persona diferente, tanto si te gusta como si no. No hay un trato personal y de confianza pese a que esta relación resulta imprescindible a la hora de hacer las intervenciones”.

Fuente: granadahoy.com

muela del juicio

No siempre es necesario hacerlo si no presentan ciertas circunstancias problemáticas para la boca tales como:

Encontrarse el molar en mala posición o no alineado, esto se puede saber con una radiografía.

Si no existe suficiente cavidad bucal para que crezcan, de lo contrario empujarían a los demás dientes. Con frecuencia la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos y los dientes quedan retenidos, y ello provoca dolor e hinchazón en la zona.

Dolor de la muela, que podrá indicar la presencia de caries o infección. En el caso de que sólo pueda ser caries se podrá obturar pero si es una infección ya no se podrá realizar una endodoncia y hay que extraerlas.

Todas estas pautas son las que se debe llevar en cuenta a la hora de decidir si extraer o no las muelas del juicio.

muela del juicio

Si tus muelas están sanas, te han salido completamente y no te han causado molestias en la zona bucal y si se encuentran posicionadas de forma correcta no hará falta su extracción.

Eso sí; en caso de no extraerlas, una buena higiene bucal y sobre todo insistir el cepillado en la zona de difícil acceso de las muelas, son indispensables para evitar la caries.

El dolor dental puede llegar a ser extremadamente intenso. Tan intenso que obligue al paciente a tomar algún analgésico mientras se espera la visita del odontólogo. Se calcula que el 70 % de las primeras visitas son por dolor en mayor o menor grado. Eso es lo que anima a perder el miedo y acudir al especialista.

Tipos de dolores agudos severos

Hay de dos tipos: Uno es el dolor pulpar que los pacientes conocen con el nombre del nervio del diente. Casi siempre se debe a una caries grande. Un tipo de dolor que late, que es insoportable. Se presenta una presión que no permite dormir al paciente. Y el otro tipo de dolor es el periodontal, cuyo origen es la inervación de la encía y del hueso que sujeta el diente.

Abordaje del dolor

Cuando el dolor agudo es de origen pulpar, el paciente tiene la sensibilidad aumentada. Su umbral del dolor ha disminuido. A veces, se provocan molestias al paciente mientras se realiza el tratamiento pero el resultado es el alivio completo del dolor. ..

No obstante, a veces se debe actuar con una infección aguda y no se puede esperar a que remita. Por otro lado, en los últimos estudios se constata que la presencia de una infección en boca o en cualquier parte del cuerpo multiplica por ocho el riesgo de volver a sufrir una angina de pecho o un infarto. Junto con el colesterol y el tabaco, son los factores cardiovasculares más determinantes.

Muelas del juicio

¿Deben quitarse las muelas del juicio?
No todas las personas presentan estos molares.
La extracción de estos molares depende en qué posición estén. La indicación no es general sino de cada paciente. Según la Academia Americana de Anestesiología y Dolor, el dolor de muelas es considerado uno de los más elevados rangos.