Cada vez es mayor el número de evidencias que relacionan las enfermedades bucodentales, caso de la periodontitis o ‘enfermedad de las encías’, con las patologías cardiovasculares. Por ejemplo, ya se sabe que la bacteria ‘Porphyromonas gingivalis’, además de causar directamente la enfermedad periodontal, altera la expresión génica de las proteínas implicadas en la activación de la inflamación y, por tanto, en el desarrollo de la aterosclerosis. Tal es así que, de manera similar a como ocurre con la diabetes, la consulta del dentista se presenta como un lugar idóneo para promover la salud cardiovascular e, incluso, para detectar a las personas en riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular o que, sin saberlo, ya la padecen. Por ello, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) han puesto en marcha, con la participación de la Fundación SEPA de Periodoncia e Implantes Dentales, la Fundación Dental Española (FDE) y la Fundación Española del Corazón (FEC), un curso online para formar a los dentistas de todo el país sobre cómo promover la salud cardiovascular en la consulta dental. Una iniciativa pionera no solo en España, sino en toda Europa.

Como explica Blas Noguerol, patrono de la Fundación SEPA, «en una clínica dental media se podría detectar al menos un paciente diabético no diagnosticado al año y entre dos y cuatro prediabéticos. Además, se podrían detectar unos tres pacientes hipertensos no diagnosticados o inadecuadamente controlados. Esto refleja el papel del dentista como agente clave en la detección del riesgo cardiovascular».

No en vano, como recuerda Manuel Anguita, presidente de la SEC, «la consulta dental no deja de ser, salvando las diferencias, una especie de servicio de Atención Primaria de Salud, al que acuden personas sanas con problemas bucodentales y también otras que, muchas veces sin saberlo, presentan alteraciones de salud que van más allá de la cavidad oral. De hecho, los dentistas pueden jugar un papel similar al que tienen los médicos generales en lo que respecta a la labor de prevención y detección de enfermedades».

Salud cardiovascular

El curso, enmarcado en el proyecto ‘MimoCardio-Cuida tus Encías’ de SEPA y la SEC para mejorar y potenciar la comunicación entre los médicos y los dentistas con objeto de sensibilizar a la población en la promoción de la salud bucodental y general, muy especialmente cardiovascular, cuenta con la colaboración de VITIS y Perio AID y será, al menos en su primera edición –ya hay cuatro programadas para 2018 y cinco para 2019–, totalmente gratuito.

Concretamente, el objetivo es que, como mínimo, hasta un 20% de los más de 36.000 dentistas colegiados que ejercen en nuestro país hayan realizado el curso en 2020. Y para ello, la iniciativa será canalizada por el Consejo General de Dentistas de España y sus 52 colegios profesionales.

Cuando el dentista realiza un tratamiento periodontal está reduciendo simultáneamente el riesgo cardiovascular del paciente

Como destaca Adrián Guerrero, presidente de SEPA, “con esta iniciativa no solo se pretende proveer a los profesionales de la Odontología de una información básica para que puedan atender correctamente las particularidades y demandas especiales que pueden tener los pacientes con enfermedad cardiovascular que acuden a la consulta dental, sino que, aún más importante, se ofrece a dentistas conocimientos y herramientas para que puedan detectar precozmente factores de riesgo cardiovascular y promover hábitos de vida saludables. No cabe duda de que la clínica dental es un espacio de salud ideal para activar acciones de prevención primaria, tanto en el ámbito dental y periodontal como en el de la salud general”.

Es más; los organizadores también prevén que el curso se amplíe en el futuro a los cardiólogos, en este caso incidiendo en conocimientos esenciales sobre enfermedad periodontal y su posible impacto en la aparición, desarrollo y complicación de algunos eventos cardiovasculares.

Más allá del cuidado bucodental

Las personas con una mala salud bucodental tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, hasta el punto de que padecer enfermedades en las encías aumenta en un 25-50% las probabilidades de desarrollar una patología cardiovascular y, por ende, de padecer un infarto o un ictus.

Como concluye Adrián Guerrero, «la periodontitis es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares. Por ello, cuando el dentista realiza un tratamiento periodontal está reduciendo simultáneamente el riesgo cardiovascular. Y si a esto le sumamos la labor que podemos jugar en la promoción de hábitos de vida saludable y la eliminación de hábitos nocivos, caso del tabaquismo, el impacto sobre la salud periodontal, cardiovascular y general es muy relevante».

 

Fuente: https://www.abc.es/salud/sepa/abci-dentistas-colaboraran-promocion-y-cuidado-salud-cardiovascular-201803020930_noticia.html

woman-674977_1280

Nos cepillamos bien los dientes, utilizamos dentífricos anti caries, blanqueantes, pero… ¿Acaso cuidamos nuestra alimentación para prevenir la aparición de enfermedades bucodentales? A continuación te dejamos algunos de los alimentos que son perjudiciales para nuestros dientes:

  1. Cítricos: las naranjas, los limones, y sus zumos, contienen un alto nivel de ácidos, los cuales pueden desgastar el esmalte, y hacer que los dientes sean más vulnerables a la aparición de caries y a la hipersensibilidad dental.
  2. Café y Té: normalmente añadimos azúcar a este tipo de bebidas, por lo que aumentan las posibilidades de padecer caries. Además, manchan los dientes, y si llevan cafeína aumentan el estrés, lo cual puede producir enfermedades periodontales de las encías.
  3. Vino: especialmente el vino tinto, ya que contiene “taninos”, sustancia que provoca sequedad y mancha los dientes.
  4. Caramelos y gominolas: este tipo de dulces los mantenemos durante un tiempo en nuestra boca, hasta que se disuelven o los ingerimos. Por ello, el tiempo que el azúcar que contienen está en contacto con nuestros dientes es mayor, lo que supone un alto riesgo de padecer caries.
  5. Patatas fritas, pan y pasta: estos tres alimentos contienen almidón, sustancia que se adhiere con facilidad al diente y que favorece la formación de placa dental.
  6. Refrescos: Además de azúcar contienen ácido fosfórico que ataca al esmalte y al calcio de los dientes, lo cual hace que los dientes se vuelvan frágiles.
  7. Bebidas energéticas: su altísimo contenido en azúcar y en ácidos desgastan mucho el esmalte dental.

Así que ya sabéis, si queréis tener una boca sana… ¡también hay que cuidar lo que comemos y bebemos!

Todos sabemos que en ocasiones resulta difícil que los niños se laven los dientes al menos tres veces al día, sobre todo en verano con las vacaciones y las salidas de casa se suele descuidar bastante el higiene bucodental.

Es por ello que desde la Clínica Dental Luis Miguel animamos a todas las madres y padres a que se preocupen de que sus hijos lleven una higiene dental adecuada para evitar posibles problemas en el futuro y llevar a sus hijos, mínimo una vez al año a hacer una revisión a su dentista.

Si estás de vacaciones o pasáis el día en la playa, en la montaña, de excursión etc., no te preocupes, existen cepillos de dientes de viaje que a los más pequeños les encantan, aquí te dejamos un par de ejemplos y lo dicho, la higiene bucodental es muy importante, también en los más pequeños.

Cuidados 1 (1) Cuidados 1 (3)

Desde Clínica Dental Luís Miguel Ruíz queremos contaros que es una limpieza dental y los beneficios que le proporcionará a vuestra salud bucodental.

La limpieza dental, o  profilaxis dental,  consiste en la eliminación de sarro dental, placa bacteriana y manchas superficiales mediante ultrasonidos. Este procedimiento ayudará a cuidar vuestra salud dental

Es uno de los procedimientos dentales claves para conservar la salud dental y mantener las encías libres de la enfermedad periodontal.

A la hora de realizar una limpieza dental, de manera óptima, se deben de seguir una serie de pasos:

  • Evaluación y diagnóstico de la salud bucodental.
  • Eliminación del sarro dental mediante ultrasonidos.
  • Pulido y remoción de manchas dentales con cepillos especializados y pastas abrasivas.
  • Aeropulidor para pulir las manchas más complicadas y mejorar la coloración.
  • Aplicación tópica de fluor para fortalecer el esmalte.
  • Repaso técnicas de cepillado con cepillos interproximales, seda, waterpik.

Ventajas de la limpieza dental

  • Ayuda a combatir la enfermedad periodontal
  • Previene enfermedades bucodentales.
  • No es agresivo para el paciente.
  • A pesar de los mitos de que las limpiezas eliminan el esmalte del diente, los ultrasonidos solo actúan sobre el sarro calcificado.

Ya os hemos dicho las ventajas que trae consigo realizarse una limpieza dental, ahora tú debes preguntarte si necesitas una y acudir a un especialista.

¡Pide cita en nuestra clínica!

8-5-14