Mindfulness es una nueva técnica de meditación a la vez que se realiza el cepillado de los dientes. Esta técnica la utiliza una doctora australiana y está llegando actualmente a España. El Mindfulness sirve para reducir la tensión y el estrés, con lo cual nos ayuda a ser más productivos y sentirnos mejor. Millones de personas en todo el mundo practican algunas técnicas para mejorar su capacidad de atención y esto es lo llamado “mindfulness”.

Se han publicado muchos libros de meditación y muchas teorías, pero esta técnica austrialiana ha llegado a oídos hasta del periódico The New York Times, en el que se publicó la técnica de Fern White, para aprovechar el tiempo que utilizamos en cepillarnos los dientes todos los días. “Si lo hacemos con atención plena, podemos ‘cepillarnos el cerebro'”, asegura la doctora. Este simple ejercicio de cepillado da un respiro al cerebro, y hace que veamos el día de otra manera.

Los pasos recomendados por la doctora son los siguientes:

  1. Aplicar la pasta dentífrica en su cepillo.
  2. Comenzar a cepillarse, y respirar lentamente por la nariz, de forma tranquila.
  3. Relajar el cuello y la mandíbula.
  4. No agarrar el cepillo con mucha presión.
  5. Sentir entre las encías y los dientes las cerdas moviéndose.
  6. Saborear bien la pasta dentífrica.
  7. Respirar profundamente mientras se enjuaga.
  8. Observar sus dientes limpios.
  9. Sentir gratitud por su dentadura que es la que le permite masticar, sonreír, hablar.

 

 

No hay nada que estropee más un rostro bonito que una sonrisa amarillenta.

La lista de productos que amarillean los dientes es variada: café, té, vino tinto, la salsa de soja… No obstante, hoy os traemos una serie de alimentos que producen el efecto contrario, es decir, que te ayudarán a conservar una sonrisa blanca y deslumbrante.

  • Consumir fresas además de ser un deleite puede resultar muy benéfico para blanquear los dientes, pues contiene ácido málico que además de blanquear, ayuda a eliminar bacterias y por lo tanto, a mantener una buena higiene bucal.
  • Zanahoria, apio, rábano… Los vegetales crujientes te ayudan a retirar los restos de comida que después acaban produciendo manchas en la superficie. Además son ricos en vitamina C, que cuida las encías y ayuda a combatir la gingivitis.
  • Comer manzanas es algo muy parecido a utilizar el cepillo de dientes ya que combate la placa y pule incluso a las encías.
  • Productos lácteos. El queso tiene un enorme contenido de calcio y fósforo por lo que neutraliza el ácido y repone minerales del esmalte. La leche y el yogurt limpian y cuidan las encías gracias a sus altos índices de ácido láctico.

Las frutas cítricas como el limón y la naranja, contienen buenas cantidades de vitamina C que aumenta la producción de la saliva y favorece con ella el blanqueamiento y la limpieza dental. Estos alimentos tienen una ventaja excepcional, pues proporcionan blancura y brillo a los dientes. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado, pues también pueden ser perjudiciales si se abusa de ellos.

ALIMENTOS QUE BLANQUEAN TUS DIENTES

El objetivo del blanqueamiento dental es eliminar las manchas externas de los dientes causadas por la acción del tabaco y los pigmentos contenidos en los alimentos y bebidas. Si no realizas una buena higiene dental correarás el riesgo de perder tu blanca y deslumbrante sonrisa.

En el esmalte de los hay millones de poros microscópicos que, con el tiempo, permiten el paso de compuestos orgánicos de modo que penetran en la dentina y provocan el proceso de decoloración.

Una limpieza de boca periódica (cada seis meses) y el uso habitual de pasta de dientes blanqueadora podría mantener la coloración natural de los dientes. Si no haces esto, las manchas se harán persistentes y cada vez más oscuras, siendo en tal caso el blanqueamiento dental o la colocación de carillas y fundas las únicas posibilidades de recuperar el color natural.

El tratamiento para el blanqueamiento dental se basa en el uso de los llamados agentes blanqueadores, generalmente peróxido de carbamida y peróxido de hidrógeno, presentes en el gel de aplicación a diferentes concentraciones. Estos geles actúan haciendo que el oxígeno penetre a través de los poros del esmalte y llegue a la dentina, provocando la descomposición de los compuestos orgánicos atrapados en ella en pequeñas partículas que reflejan mejor la luz y, como consecuencia, aclaran el color de los dientes. El hecho de que estos agentes blanqueadores penetren en la dentina puede ocasionar un aumento de la sensibilidad al frío de los dientes en tanto dura el tratamiento.

como funciona el blanqueamiento

Cualquier tratamiento de blanqueamiento dental se realiza mediante la colocación del gel blanqueador en una férula que luego se inserta en la arcada dental, donde debe permanecer de una a dos horas diarias durante al menos dos semanas.

En la actualidad en la consulta del odontólogo se utiliza una técnica de blanqueamiento dental basada en geles de peróxido de hidrógeno cuya actividad se acelera mediante la exposición a una luz intensa (LED, arco de plasma o halógena). Es lo que se denomina blanqueamiento dental por fotoactivación y reduce considerablemente el tiempo en que los dientes deben exponerse al gel blanqueador. Sin embargo, para su aplicación es esencial proteger previamente a las mucosas de la boca del contacto con el peróxido de hidrógeno. Asimismo, tanto el odontólogo como el paciente deben protegerse los ojos con gafas mientras dura el tratamiento.

Este tipo de tratamiento se puede complementar con otro que se realiza en casa por el método antes descrito. El blanqueamiento dental fotoactivado mantiene su actividad incluso después de haberse aplicado, razón por la que siempre se recomienda al paciente que evite ingerir alimentos o bebidas con gran concentración de pigmentos o colorantes durante las 24 horas siguientes y que no fumen al menos en ocho horas.

limpieza dental

Esta es la duda que les surge a muchas personas preocupadas por su salud dental. No hay una respuesta óptima, ya que tanto el cepillo de dientes manual como el cepillo eléctrico pueden ser igual de eficaces en la limpieza dental siempre y cuando se utilicen correctamente. Sin embargo, no todo el mundo sabe cómo usarlo, por eso el cepillo eléctrico se impone al manual por sus múltiples ventajas:

  • La velocidad de giro del cabezal hace que la limpieza dental se complete en menos tiempo que con el manual y más cómodamente.
  • Hay que apretar menos a la hora de eliminar la placa bacteriana.
  • Facilita que los niños cumplan con la obligación de lavarse los dientes, ya que lo consideran divertido y esto les motiva a ello.
  • Se ha demostrado que el cepillo eléctrico elimina más cantidad de placa que el manual.

 

Si se opta por utilizar el cepillo eléctrico conviene tener en cuenta una serie de factores:

  • Los cabezales deben cambiarse cada tres meses (igual que con el cepillo manual) para que mantengan su eficacia.
  • Los más aconsejables son aquellos que disponen de botón de parada y temporizador, que avisa cuando debe cambiarse a otro cuadrante de la dentadura.
  • Cuando hay enfermedad periodontal conviene no utilizarlo hasta que se haya resuelto el problema, ya que la fuerza rotatoria del cabezal puede hacer que se retraiga la encía.

cepillo o

Los expertos destacan la importancia de que las mujeres embarazadas revisen su salud bucodental, sobre todo durante el segundo trimestre del embarazo, ya que los principales problemas propios del embarazo, como las caries, la gingivitis, los cuadros infecciosos y la enfermedad de las encías, pueden afectar a la salud general de la madre y del feto. Por esta razón, los Colegios Provinciales de Dentistas y el Consejo General de Farmacéuticos se unen para la puesta en marcha, por segundo año consecutivo, de la campaña ‘Salud oral y embarazo’, avalada por el Consejo General de Dentistas de España. Diferentes estudios clínicos han demostrado una relación directa entre la enfermedad periodontal y los partos prematuros. Además, las náuseas y vómitos propios del primer trimestre de embarazo pueden producir erosión en el esmalte dental y, por tanto, un mayor riesgo de caries en la madre. Por ello, los profesionales recomiendan que las madres embarazadas se sometan a valoraciones clínicas concisas con el fin de determinar el estado de su salud dental durante la gestación y de recibir las recomendaciones adecuadas a cada caso para evitar problemas mayores tanto en las madres como en los bebés. Así, a través de la campaña se busca ofrecer a las mujeres embarazadas revisiones bucales gratuitas como vía de seguimiento, prevención e información para las mismas sobre el estado general de su salud oral y las medidas a tener en cuenta para evitar enfermedades que pueden suponer un grave riesgo para éstas y sus bebés. Para participar, se ha puesto en marcha una campaña que tiene como objetivo agrupar al mayor número de dentistas en torno a esta iniciativa.

Se debe concienciar la importancia de relacionar la medicina Deportiva con la salud bucal y para eso es necesario contar con un Odontólogo Deportivo que cumpla perfectamente con esa función, en todos los planteles competitivos, como también en delegaciones de selecciones nacionales y de clubes de la mayoría de los deportes actuales, en competiciones nacionales e internacionales.

Por mi propia experiencia, he visto el poco cuidado que el jugador tiene de su boca, ya que constantemente encontramos serios deterioros de las piezas dentarias y sólo consulta en casos agudos de dolor e inflamación sin trabajar en la prevención.

El Odontólogo Deportivo debe actuar en equipo con los otros profesionales de la salud, y ser permanente en el Cuerpo Médico, ya que es grande la tarea que se debe desarrollar dentro de un equipo. Al estar en contacto permanente, le hace tener más confianza al jugador para resolver sus lesiones bucales y conocer más detalladamente cada uno de los casos en particular.

Gracias a esto se ha disminuido notablemente las lesiones musculares en los jugadores profesionales debido a la solución inmediata de problemas dentales en el 70% de los jugadores, los que fueron evaluados y corregidos diariamente en los entrenamientos para poder lograr estos importantísimos beneficios para la institución y para los propios jugadores.

La odontología deportiva tiene dos funciones muy diferenciadas: la prevención de los daños y el tratamiento de las lesiones provocadas. Para evitar el desarrollo de heridas bucales, es importante realizar un examen clínico que permita evaluar la salud gingival, es decir, de las encías, y detectar la presencia de caries que requieran tratamiento.

Al conocer el estado de las encías, es posible prevenir la aparición de enfermedades peri dentales como la hemorragia, la gingivitis marginal crónica o la presencia de abscesos localizados. Por otra parte, a través del examen se puede establecer la presencia de mal posiciones dentarias y maloclusiones que pueden predisponer a sufrir lesiones. Pero si no se les da el cuidado adecuado, si existe alguna afección, los dientes presentan menos posibilidades de soportar un impacto.

La prevención temprana de padecimientos dentarios es fundamental para una preparación futura. Si bien es frecuente que los jugadores concurran al consultorio del cardiólogo, nutricionista o traumatólogo, el cuidado de la salud bucal en el ámbito deportivo suele quedar relegado y las visitas al odontólogo se producen, por lo general, en caso de presentarse una lesión específica o dolor agudo.

Un atleta con lesiones bucodentales tiene una mayor predisposición a tener lesiones músculo-tendinosas, principalmente desgarros musculares.

higiene-bucal